Magritte

La reflexión en el surrealismo de Magritte

30 mayo, 2013
La reflexión en el surrealismo de Magritte

La condición humana

Suscrito en la corriente surrealista parisina, el pintor belga René Magritte se caracterizó por la honda conceptualización de sus pinturas. Amigo de André Bretón, Salvador Dalí, Paul Eluard, Jean Arp y Joan Miró, se dio a la fama con su exposición neoyorkina de 1936.

La reflexión en el surrealismo de Magritte invita al observador a meditar sobre los objetos cotidianos resignificándolos, motivo por el cual algunos críticos lo inscriben en el realismo mágico.

La reflexión en el surrealismo de Magritte
El artista investiga acerca de la relación entre los objetos y las imágnes, estudiando su semejanza representativa. Tal es el caso de su famoso cuadro “La traición de las imágenes” (1928-1929). O su versión posterior, “Los dos misterios” (1966), donde complica más el enigma, presentando una segunda imagen de pipa que flota en el aire.

A Magritte le preocupa el tema de las dificultades que plantea el arte visto como representación. Esto se puede apreciar concretamente en su obra “La condición humana”, donde el cuadro se mimetiza con el paisaje que lo inspira.

La reflexión en el surrealismo de Magritte
El maestro de escuela

Una inquietante visión del ser como una representación enigmática la tenemos en la espalda del escalofriante docente escolar, cuyo aspecto siniestro remueve representaciones de otras personalidades siniestras que no coinciden con el personaje que representa “El maestro de escuela” (1954).

 

 

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen