Maja desnuda

La polémica Maja desnuda

1 agosto, 2013

La polémica Maja desnuda

La polémica Maja desnuda es la obra más famosa del pintor español Francisco de Goya y Lucientes. Este cuadro fue pintado por encargo alrededor de 1800 y posteriormente realizó un cuadro casi idéntico con la misma mujer, pero vestida.

Son muchas las especulaciones acerca de esta obra, pero no mucho se sabe en concreto. La modelo del cuadro todavía no ha podido ser identificada, aunque se presume que fuera la Duquesa de Alba, con quien el pintor tenía una gran amistad y se supone que la habría retratado desnuda en algunos apuntes. Si bien el rostro de la maja no se corresponde con el de la Duquesa, al parecer, el cuerpo sí podría ser el de la noble dama, aunque sus descendientes siempre lo han negado.

También podría tratarse de Pepita Tudó, la amante de Manuel Godoy, el hombre fuerte de España en su época y que tenía el cuadro en su poder, junto con la posterior Maja vestida, además de la Venus del espejo de Velázquez.

Más allá de la identidad de la modelo y de quién encargó la obra, la Maja desnuda constituye una novedad, ya que es el primer retrato de un desnudo no disimulado y donde se muestra el vello púbico femenino. Hasta el momento, los desnudos aparecían disimulados o adjudicados a figuras mitológicas, pero la maja es una mujer real.

Otro elemento que sorprende es la actitud sensual y desinhibida de la modelo, que mira directamente al espectador con una mirada provocadora.

Lo que llama la atención es que este tipo de pinturas era seriamente cuestionado por la Iglesia y el propio Francisco Goya debió comparecer ante el tribunal para explicar por qué había pintado las dos majas y los Caprichos. El artista logró salir airoso de la situación gracias a la ayuda de un poderoso personaje.

En cuanto a la técnica empleada en la Maja desnuda, Goya utilizó pinceladas más cortas que las acostumbradas y prestó gran atención al tratamiento de la figura femenina, que recibe una luminosidad aterciopelada y delicada que contrasta con el ambiente. La maja se muestra relajada y audaz, y sus ojos tienen una expresividad provocativa.

Hay (0) comentarios:

Aún no hay comentarios, se el primero!

Dejar un comentario sobre el árticulo :

Los campos marcados con un * son obligatorios.





Escribe los caracteres tal y como aparecen en la imágen